Lynx By XCOR Aerospace

Lynx By XCOR Aerospace

El Lynx es una aeronave espacial suborbital de despegue y aterrizaje horizontal (HTHL), reutilizable (RLV), propulsado por cohetes avión espacial, que está siendo desarrollado por la empresa californiana XCOR para competir en el mercado del vuelo espacial suborbital. Se proyecta el lynx podrá llevar a un piloto, un pasajero con boleto y / o una carga útil o pequeños satélites por encima de 100 km de altitud en un vuelo que dura aproximadamente media hora.

Al igual que un avión, Lynx es un vehículo de despegue vertical y de aterrizaje horizontal, pero en lugar de un motor a reacción o de pistón, Lynx utiliza su propio sistema de propulsión de cohete totalmente reutilizable para salir a pista y regresar a salvo. Este enfoque es único en comparación con la mayoría de los RLV en desarrollo. Las capacidades de las aeronaves como el Lynx, permiten operaciones de alto tiempo, hasta cuatro (4) Vuelos por día, lo que genera operaciones de bajos costos de mantenimiento, y un enfoque en seguridad y la fiabilidad.

Lynx tiene un fuselaje completamente compuesto que hace que sea ligero y fuerte. Con un sistema de protección térmica añadido (TPS) en la nariz y los bordes de ataque, que son capaces de soportar el calor de la reentrada a la tierra desde el borde del espacio. El Lynx es de aproximadamente 9 metros  de largo con una doble ala-delta que se extiende por cerca de 7.5 metros. Contará con cuatro motores de cohete de en la parte trasera del fuselaje que quema una mezcla de LOX – Kerosene y cada uno de ellos se producen 2.900 libras de fuerza (13.000 N) de empuje.

El Lynx ofrecerá varias capacidades de carga útil para misiones múltiples primarias y secundarias, incluyendo: experimentos en la cabina, experimentos montados en el exterior, formación de pilotos, prueba  de astronautas, muestreo de la atmósfera superior, lanzamiento de micro-satélites, investigación trayectoria balística y los vuelos de turismo espacial.

El tripulante espacial se sentará a la derecha y justo detrás del piloto. Lynx tendrá una cabina presurizada, sin embargo, piloto y tripulante tendrán puestos trajes de presión durante el vuelo para la seguridad en caso de una emergencia. El traje de presión estará diseñado a medida para XCOR por los principales fabricantes de trajes de presión, tales como David Clark Company u   Orbital Outfitters. Antes de un vuelo en el Lynx, los posibles participantes de los vuelos espaciales pasarán por un proceso de selección, que se llevará a cabo durante varios días e incluye familiarizar al participante con todos los aspectos de la experiencia de un vuelo suborbital, exámenes médicos, seminarios y formación en fuerzas-G para hacer su vuelo más seguro y más agradable. Durante el vuelo, los  viajeros podrán disfrutar de un emocionante viaje en el cohete al espacio, las mejores vistas de fuera de este mundo y la sensación de ingravidez. El cielo es negro durante el día y la curvatura de la Tierra es visible, además de la “línea azul fina”. Después del reingreso, los participantes siguen disfrutando de esta visión hasta descender a altitudes más bajas y luego el aterrizaje a la misma pista de la que inicialmente despega la nave.

Por el momento el Lynx está siendo puesto en producción con el nombre de Mark II y se espera que esté listo para que las personas que puedan pagar un boleto de $95.000 dólares lo puedan disfrutar.

> Contáctanos - © 2012. Esperalo! All Rights Reserved.
Ir a la barra de herramientas